28.10.10

especialistas

especialistas
A la hija de Lina le dio un ataque de epilepsia la semana pasada. Solo que consideraron que se trataba de un episodio provocado por el vudu. Lina, que trabaja de sol a sol en Puerto Príncipe, pidió permiso para ir unos días al pueblo a cuidar de su niña, Patricia, de dieciséis anos. Como no podía ausentarse por mucho tiempo, decidieron alojar a la niña en casa de un pastor protestante que vigilarla el estado de sus demonios. Lina se fue pensando que Patricia quedaba a salvo. Esta mañana nos enteramos que la violo. Algunas personas son expertas en aprovechar las necesidades ajenas. Sin duda, algunas personas son expertas en demonios.

1 comentario:

J. dijo...

Dios Mío que horror!
Ánimo y fuerza... te envó mucha energía positiva...

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.