13.9.10

boca negra

boca negra
Hay vacíos pequeños como botones y grandes como galaxias. Llegó con hambre. Un hambre que no dejaba sitio a nada mas. Callada, sorda, inconsolable. Un mar no cabía en ella, solo la ahogaba. No se como resumir lo que le pasa a la madre de Lolita y de Chupe. Digamos que tiene problemas mentales. Debe ser una mujer preciosa, pues todos sus hijos son de una belleza particular. Cada uno de un padre diferente. Ha tenido muchos. Varios se le han muerto. Alguno por desidratación. Se olvidaba de alimentarlos o de darles de beber. Con este calor. Cuando llegaron, cada uno por separado, con un tiempo de diferencia, ni lloraban siquiera. Para que. Nadie iba a atenderlos. No tenían fuerza. Poco a poco empezaron a comer con la compulsión propia del que no ha tenido nada y de repente teme perder lo que llegó de forma tan inesperada. Siempre tiene algo en la boca .La voracidad de la supervivencia.

2 comentarios:

Reinadelmango dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Reinadelmango dijo...

La foto es realmente preciosa. Y has estado tan acertada con el título... Anoche soñé que estaba contigo en Haití. ¡Danos más!

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.