27.11.09

missing

como desees
Lo imagino flaco perdido corriendo para esquivar coches y perros, husmeando entre los cubos de basura, escalando por barrancos y azoteas. Imagino a un Truman feliz, aventurero, seductor de gatitas en celo. Después de dos días y medio, tras rastrear todos los callejones con cara demacrada, preguntando a todos los vecinos con voz quebrada, he dejado de buscarlo. Lo extraño, cómo no extranarlo, si me esperaba al lado de la bañera mientras me duchaba; me dormía oyendo sus ronroneos; me despertaba mordisqueándome los pómulos... Pero prefiero pensar que se nutrió de todo ese cariño, que se hizo lo suficientemente fuerte para comerse el mundo, aunque se lo tenga que disputar a veces a zarpazos. Quizá, de vez en cuando se acuerde de esa gata grande que le daba demasiada comida y a veces, cuando se sentía sola, lo apretujaba más de la cuenta, pero él lo entendía todo... Ay Truman, que la libertad sea todo lo que deseabas.

4 comentarios:

si, bwana dijo...

Consuélese, seguro que se lo ha pasado bien con gatitas de su tamaño.
Y no pierda la esperanza, mi gata estuvo veinte días de pachanga y regresó al hogar.

Ornelia dijo...

A la Princesa Prometida me remito: en vez de imponer amores a la fuerza, la respuesta es dar la razón con respeto: como desees. (traducción, eres libre para quererme, irte, quedarte, etc)

Reinadelmango dijo...

Aunque pocas cosas me joroben tanto como citar al "Canto del loco", es lo que tienen los estribillos pegadizos que suenan en todas las tiendas: "volveráaaaa, seguro que volverá-aaaa"

joselito el de la voz de oro dijo...

seguro que vuelve después de haber cazado miles de especies endémicas de Canarias. ¡Te lo advertí!

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.