9.9.09

la bola

la bola de cristal
Hace un año ya que vivo sin tele (sí, se puede. No sé si podría desengancharme así por las buenas de Internet). El caso es que no es para tanto, especialmente con todas las opciones para ver cosas sin descargar. He visto muy buenas series, sin anuncios, ni interrupciones. Como En Terapia (dirigida por Rodrigo García, el hijo de García Márquez), Mad Men (no paran de fumar, insólito, así como el machismo de los años 60, nada políticamente correctos), Big Love (no digo de qué va, a mí me sorprendió mucho el tema), Californication (el de Expediente X riéndose de su propia adicción al sexo), The It Crowd (hay que verla en inglés, porque doblada pierde gracia)...
Pero el caso, es que ya al año de haber cortado amarras catódicas, de vez en cuando, me sorprendo preguntándome qué habrá sido de tal y cuál personaje del mundo del corazón (de charcutería quedaría más propio), o buscando una película muy chunga que ver, de estas con estrellas en decadencia, en que la mejor amiga intenta envenenarla poco a poco por el método de poner chanel todos los días en su comida, mientras intenta robarle el marido y de paso meterla en un psiquiátrico. Sí, me refiero a ese denostado género, el de las películas del sábado a mediodía. Pero bueno, como con casi todas mis adicciones, he conseguido domesticarlas () y la cosa no va más allá. No será grave hasta que no empiece a quedar con las doñas de mi barrio para ver el culebrón de la tarde.

8 comentarios:

Ornelia dijo...

Ah, se me olvidó United States of Tara.Y Men in trees, sólo aconsejable para estados pre-menstruales, una mezcla de sexo en nueva york y doctor en alasca, pero ñoño.

Reinadelmango dijo...

Jo... no me digas esas cosas. Uno de los grandes hitos de mi separación consistió en: 1) comprar una tele nueva para rellenar el hueco que dejó la antigua(de mi ex)-2) encenderla (con la instimable ayuda del nuevo hombre de mi vida, la Queenpar)-3) darme cuenta de que estaba rota (con su inestimable ayuda, también)-4) pelearme con los señores del Saturn (de nuevo con ayuda inestimable) que no me la querían cambiar y 5) regresar a casa con otra tele nueva y sin desperfectos y un magnífico DVD,y todo ello sin marido que me defendiese de la adversidad tecnológica. No me digas que tanto esfuerzo no sirvió, en realidad, para nada...

Ornelia dijo...

Sirvió, sirvió, para su autodeterminación, o algo. Pero a mí me vino bien quitarla, ahora ese vacío lo sufre el Truman...

Cuinpar dijo...

Oye, tú, Rubia, lo de nuevo hombre lo dices por el bigote que me gasto??? (Menuda Odisea la de la tele...)
Aparte de todas esas, que también me tienen ahí, pendiente, te recomiendo "The Big Bang Theory". Te vas a echar unas risas.
Por cierto, está bien saber que, por lo menos, sirvo de marido. Jorl.

María dijo...

Yo sólo veo los canales raros del Imagenio. Documentales de tanques de la Segunda Guerra Mundial, o de peleas de arañas en Indonesia, y luego House y CSI a todas horas... Nadie grita si no es en inglés o en tamil, y nunca jamás sale Belén Esteban. A veces me entra como una especie de nostalgia de la españolidad.

Reinadelmango dijo...

Nada, pues vénganse pa' casa a ver MI TELE NUEVA.

Anónimo dijo...

Darling, tengo que decirtelo ya,te he dicho más de una vez que escribas un libro,pues ya lo has escrito...igual más de dos...si imprimes todo, piénsalo...FELICIDADES ESCRITORA!
Constante, ágil de pensamiento,artista,dulce, cariñosa,intrépida,audaz,cómica....
besitos darling, vente unos días conmigo el día 2 de octubre se estrenan los cortos basados en dos guiones que escribí.
te llamo mañana para invitarte, besitos
patri

chucho dijo...

No es la tele lo que se viene abajo (ojalá) sino la programación convencional, la tv como soporte para ver lo que tienes en el disco duro sigue siendo válida.
Si se trata de recomendar, ahí va un clásico: Lost.

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.