28.9.09

cosas que a lo mejor nunca le pasaron a picasso
Un sabio amigo suele repetir que el ser humano tiende al abandono. Y que un signo de amor propio consiste en, llegado el momento en que arrastrando los pies por el suelo, se araña el parquet, proceder a usar ese noble invento: el corta uñas.

4 comentarios:

Reinadelmango dijo...

Se cuenta que "El Guernica" era, en realidad, un cuadro precioso y alegre lleno de bonitos colores y gente riendo. Pero Picasso tuvo una mala semana, lo dejó una novia -la única que lo dejó a él, por cierto-, se hartó de helado del Hagen Daz y engordó como siete kilos, y le crecieron tanto las uñas que, cuando fue a dar los últimos retoques al lienzo, de lo mal que pudo agarrar el pincel, le salió esa cosa... gloriosa. Bueno, sí que le pasaron, pero es que era Picasso, chica.

Ornelia dijo...

Para reparar esa mala semana, los cubanos que son sabios optimistas, venden por las calles de la Habana, la versión tropical del Guernica.

Reinadelmango dijo...

¿Pasamos de Marruecos y nos vamos a Cuba?

zacharias dijo...

∑p(Xi)log2 (1/p(Xi))

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.