20.12.08

lealtad

lealtad
La voz del GPS está calmada. Te guía de calle a calle, glorieta, recodo del camino o plaza. La voz del GPS es ecuánime, equidistante y átona. La voz del GPS conversa a veces con la voz del ascensor.
-Este barco se hunde- dijo una.
-Uno no muere un día de traición. Va matándose con miles de detalles- dijo la otra.

No hay comentarios:

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.