13.9.08

el pagafantas

el pagafantas
Harta de tanta atención sobre su persona, en un impulso irracional, Lucía puso una orden de alejamiento a Gabriel. Atónito, con el corazón como un esparto, arrugado y descolorío, balbuceó: Pero si yo lo único que quería era que tomara algo conmigo...

1 comentario:

petra dijo...

Y conocerla, y que le hablara, le contara sus sueños y miedos, en fin, qué desvergonzado...habráse visto. Por menos, más perros han sido soltados.

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.