31.7.08

síndrome no vacacional

no hibernes
Sal al sol , aunque llueva dentro.

2 comentarios:

Ornelia dijo...

Vive la vida. Vívela en la calle
y en el silencio de la biblioteca.
Vívela con los demás, que son las únicas
pistas que tienes para conocerte.
Vive la vida en esos barrios pobres
hechos para la droga o el desaucio
y en los grises palacios de los ricos.
Vive la vida con sus alegrías
incomprensibles, con sus decepciones
(casi siempre excesivas), con su vértigo.
Vívela en madrugadas infelices
o en mañanas gloriosas, a caballo
por ciudades en ruinas o por selvas
contaminadas o por paraísos,
sin mirar hacia atrás.
Vive la vida.

(Por fuertes y fronteras,
Luis Alberto de Cuenca)

Demoradita dijo...

Es cierto, muy bonita, ya cojo aliento...

... sin mirar atrás. Vive la vida.

;))

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.