3.6.08

fronteras

fronteriza
El consulado de Holanda en Tenerife, comparte oficina con el de Dinamarca y con el de Finlandia. No sé. Igual tratándose de países pequeños no llegaban para el alquiler de una sola oficina. El caso es que también comparten el portero electrónico. Abajo tienes unas instrucciones que dicen: si quieres ir a Holanda pulsa una vez, a Dinamarca dos, a Finlandia tres. Que no sabes si estás llamando a la puerta o votando a Eurovisión. Yo llamé a todos, claro. Lo bonito fue que vinieron los tres funcionarios, muy amables, a ver qué se me ofrecía, con actitud de Viaje Con Nosotros. Notaba rivalidad, patriotismo, incluso. Así debiera ser la idea de Patria: un portero electrónico.

8 comentarios:

vencejo dijo...

...funcionarios... ¿eran funcionarios autóctonos o canarios? Porque sabiendo cómo se las gastan los nórdicos, me suena todo un pelín folclórico. Aquí comparten embajada, pero creo que menos por ahorrar alquiler y más por buen gusto compartido, como puedes comprobar aquí (pincha en las fotos). El original es más bonito todavía al natural. Te lo enseño cuando vengas ;)

Ornelia dijo...

Sí sí, en septiembre me harás el tour berlinés. Tengo unas ganas de viaje que no te imaginas. Un beso, liebling.

vencejo dijo...

...¡uy!,... "Liebling"..., menos mal que no nos oye ningún alemanoparlante :)

Pejooe dijo...

Genial, me quedo con esa idea de patria (¿quién sería la portera?)

pelucheaspero dijo...

ah, ¿pero tienes otro liebling? ;)
Los encantos de sirena de Berlín embrujan más que las sardanas.
"Abajo tienes unas instrucciones que dicen: si quieres ir a Holanda pulsa una vez, a Dinamarca dos, a Finlandia tres. Que no sabes si estás llamando a la puerta o votando a Eurovisión. " Este párrafo es sencillamente espectacular

Demoradita dijo...

Él es libling, tú eres darling. Son conceptos distintos.

vencejo dijo...

...¿sirenas?... que no, que os equivocáis, un oso, en Berlín lo que hay es un oso. Y conejos sueltos por los parques. Y zorros que se pasean por las calles. Y un servidor, encantado de recibirlos por aquí. Al portero de mi casa basta con llamar una vez: sólo hay una patria, la patria chica mía. Preciosa la idea, Ornelia.
Por lo demás, "Barsilouna, tuelf points; Barselón, dusss puans" :)

joselito el de la voz de oro dijo...

¡¡Que bueno!! Me imagino a los de tricicle como conserjes-funcionarios, o una vieja película de nuestro admirado Rafael Azcona con Lopez-Vazquez, Landa y Agustín González

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.