1.2.07

poetas y poemas

poetas y poemas José Hierro daba una conferencia para presentar su nuevo libro, Cuaderno de Nueva York. Decían que estaba muy débil, que no convenía extenuarlo con tanta promoción. La sala no estaba demasiado llena. Era día de fiesta y por allí nadie leía, mucho menos poemas...El encargado de presentarle no callaba. A dos mil palabras por segundo estaba haciendo una radiografía biográfica. El poeta no hacía caso. Legendaria era su timidez. Daba largos tragos a un vaso presumiblemente de wisky, aunque no debiera. Ni siquiera esta vez bajaría la cabeza ante la tiranía, aunque la tiranía estuviera vestida de bata blanca y proclamara actuar por su salud. Mientras esperaba su turno para hablar, dibujaba. Fieramente. Concentrado en su papel. Un cámara de una televisión local, posiblememte aburrido de este tipo de eventos, en los que el presentador pretende acumular mayor protagonismo que el entrevistado, siguió con interés las líneas del dibujo. Una vez cazada la imagen empezó a recorrer la sala. La cámara se quedó fija en mi. La misma chica de ojos grandes que aparecía dibujada en una servilleta por un poeta aburrido del cuento de su vida. (Pepe Hierro)

3 comentarios:

joselito el de la voz de oro dijo...

Eso es ser un buen cámara... el que no se queda con la imagen de siempre el que busca otras posibilidades

pelucheaspero dijo...

El cámara hubiese sido bueno si hubiese observado como en la espalda de josé hierro se quedaban pegado los imanes de las neveras

bLuEsMaN dijo...

Siempre me ha impresionado la dignidad de José Hierro. Incluso durante la enfermedad que sabía que lo iba a matar tenía tiempo para cualquier pequeño detalle que le pedía mucha gente.

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.