30.7.06

al dente

al dente La alegrìa infinita suele venirme acompaniada de un vértigo: el miedo a caer de boca y romperme los dientes. Supongo que aunque una haya sido adoptada por el ateìsmo, en algùn lugar del camino me persigue el sentimiento de culpa cristiano, aderezado, eso sì, con el temor de enfurecer a las parcas. Ante eso, o me convierto al islamismo, con velo ocultador de sonrisas de Mona Lisa, o busco marido entre el gremio de los odontòlogos.

3 comentarios:

kika dijo...

Darling, sigue practicando la risoterapia.científicamente se ha comprobado que la risa franca, la carcajada, aporta múltiples beneficios: rejuvenece, elimina el estrés, tensiones, ansiedad, depresión, colesterol, adelgaza, dolores, insomnio, problemas cardiovasculares, respiratorios, cualquier enfermedad. Nos aporta aceptación, comprensión, alegría, relajación, abre nuestros sentidos, ayuda a transformar nuestros pautas mentales.
estudios recientes sobre la capacidad de las carcajadas para combatir todo tipo de enfermedades indican que mientras reímos liberamos gran cantidad de endorfinas, responsables en gran parte de la sensación de bienestar.
esta capacidad para reirse puede estar más atrofiada en unos que en otros de ahí la moda hoy en día de ir a talleres de risoterapia.
disfruta mucho,besitos

pelucheaspero dijo...

Yo sueño que se me cae el pelo y al despertar descubro que es cierto...y eso es muy duro para un peluche!!!!

Anónimo dijo...

Yo, que soy tan guapa y tan lista, yo que me merezco a un príncipe, a un destista,...
lailalaiolalaiolo

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.