23.7.10

c'est la vie

c'est la vie
Cuando alguien te pregunta cortesmente, como estas, en creole se responde: Mwe papi mal (no estoy muy mal). Es comprensible en un lugar en el que los desatres parecen sucederse, y aun asi el espiritu de supervivencia mueve a sus gentes. Supongo que esa actitud, la de mirar hacia el lado bueno, en lugar de hacia el malo, es el que hace que no se vuelva mas gente loca. Como la madre a la que se le murieron dos de sus cinco hijos en el gudugudugudu (como llaman al terremoto, en confianza ),responde que al menos, le quedan tres. Habia oido hablar de dignidad. Es uno de esos conceptos abstractos que se usan, aqui y alla. Sin embargo, en Haiti cobra un sentido nuevo. Gente que vive sin apenas nada, no deja de estar nunca de punta en blanco, como ultimo gesto de autoestima. El campamento Sitron, en Port Au Prince, es un ejemplo. Por su situacion, o por falta de plasticos, cuando llueve, y ahora, casi todas las noches llueve, se enlodan casi hasta las rodillas. Aun asi, no se sabe con que milagro, los ninios van todos los dias a la escuela, perfectamente peinados y arreglados. No es el unico ejemplo en una ciudad que renace cada dia de sus escombros.

4 comentarios:

el viajero dijo...

Pero si estás conectada al mundo???

Espero que estés bien, rubia!! ... un beso!!!!

Joaquín Artime dijo...

En efecto. Para vivir bien, sólo basta con querer. La depresión, sin duda, es un síntoma de la sociedad del bienestar.

Te queremos mucho. Empápate. Disfruta. Crece.

Reinadelmango dijo...

Crece y todo eso. Pero no te empapes, anda, que te pones mala.
Besos.

Anónimo dijo...

Ese es uno de los mundos que están en este, Galeano dixit. Y nosotras somos testigos de la dignidad humana ajena para dignidad propia.
Cuidado con la sobre-empatía, no ayuda a ninguna de las partes. cuídate guapa.
ML

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.