20.3.10

brillo

de puertas abiertas
No en qué película decir que la mayor parte del polvo que se acumula en nuestras casas viene de células desprendidas de la piel...Y que eso hacía que te preguntaras a quién invitabas a pasar por allí. El frenesí de mi cabeza y mis emociones hacen que me ponga a limpiar como una loca. Aun después de tantos meses sigo encontrando huellas de que Truman fue real. Y sin pena, con alegría, dejo sitio a lo nuevo. Cuanto amor tiene la paleta del recogedor, cuantas células nuevas han pasado por aquí. Se avecina tanto y tan bueno, que seguro que se me debe reflejar en el pelo. Así lo siento.

3 comentarios:

si, bwana dijo...

Esos polvos del recogedor, ¡a la basura!Hay que renovarse.

Anónimo dijo...

Yo también veo el brillo de tu pelo y de todo tu cuerpo. Viene algo maravilloso...viva la vida AMIGA María Pachanga

Reinadelmango dijo...

Aquellos polvos traerán estos lodos. Y la arcilla, lo bien que viene para la piel...

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.