10.2.10

dulce condena

dulce condena
-Muchas veces he pensado en decirte lo de Cortazar.
-¿El que?
-Vení a dormir conmigo. No haremos el amor. El nos hará.
-¿Y por que no lo has hecho?
-Por miedo.
¿A que te dijera que no?
-A que me dijeras que si.

4 comentarios:

si, bwana dijo...

Es mejor ser precavido/a en esos asuntos, desde luego.

Ornelia dijo...

queridos mios, no soy analfabeta, es que por lo visto esta ausencia de tildes en mi ordenador se debe a un virus, no me lo tengan en cuenta...

Reinadelmango dijo...

Las precauciones son un asco. Y las tildes.

dulce dijo...

Amor... mejor haz y no digas nada.

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.