3.5.09

el signo de los tiempos

el signo de los tiempos
- Tía, dile algo.Díle al menos que te gusta, no sé cualquier cosa.
- ¿Pero cómo quieres que le diga que lo quiero, si ni siquiera me agrega en el Facebook?
(Lo que una escucha en el tranvía cuando te da por oír el río de la vida)

4 comentarios:

Chucho dijo...

Se ve que el agua del río de la vida baja contaminada...

Ornelia dijo...

Me pareció triste, hermoso y gracioso a la vez. Un resumen de cómo nos comunicamos últimamente, o cómo nos incomunicamos. Con toda esta cosa de emoticonos, abreviaturas, significados ocultos de un punto o exclamación...

Pejooe dijo...

Jajajajaja. Resulta tan surrealista como inquietante escuchar a generaciones del byte hablar sobre estas cosas.
Muy probablemente nuestros padres pensarían lo mismo al escuchar nuestras conversaciones con la oreja pegada a nuestro cuarto.
Hemos pasado del paseo por la plaza con carabina y las miradas furtivas semanas antes de hablar, al sms encriptado, los bíceps y escotes en la foto de perfil y hablar durante semanas antes siquiera de mirarnos a los ojos.

zacharias dijo...

Cuando oyes el chapoteo es porque no estás dentro de él.

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.