26.1.09

para elisa

para elisa
Los chinos tienen una curiosa forma de maldecirte: "Te deseo una época interesante".
Ella lo supo y como un dragón rojo aspiró cada bocanada de su momento. Volvió entre las olas cantando lo que aprendió por el camino. Provoca a su paso ondas de sentimiento, que no pueden ser ahogados por los nudos en la garganta. Directa. Sincera. Crisis como oportunidad. Está sola con su fragilidad y su guitarra. Nosotros, los que la apreciamos, la miramos con orgullo, desde lo más cerca posible del escenario, pero ella está lejos, muy lejos, recomponiendo sus escanas, cambiando la piel, tejiendo con lo que le sobra una nueva canción. Elisa canta. El mundo calla.
(Let it be, sábado, 22.00h)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cómo puede expresar alguien de forma tan exactamente hermosa tus pensamientos más profundos?

ADMIRACIÓN por la cantante, ADMIRACIÓN por la escritora...

Lupita

Elisa dijo...

Yo no sé si me merezco tanto. Hermoso. Gracias.

Marta dijo...

Estar cerca de Elisa, de toda la sensibilidad que habita en su piel, en su alma, en su corazón...es una dicha inmensa para los que estáis cerca, cerca, sin un océano de por medio...
Sabes Elisa cómo te pienso y te enumero, cómo te extraño y cómo envidio a quienes, en una forma u otra, derrotan a la distancia y a los silencios.
¡Enhorabuena por todo lo lindo, lo bueno, lo grande que has provocado en tantos corazones con tus canciones!

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.