15.10.08

receta

receta
Sin receta. Mejor improvise con los ingredientes que tenga (dícese en la despensa como en la vida). Abuse de salero y si su paladar se lo permite, de las especias, ya bastante sosa es la monotonía. Si es la primera vez que se arremanga, dése un lujo. Usted tiene la sartén por el mango, así que decida qué, cómo, cuándo y por qué cocina. Para ser especial no tiene que ser complicado, ni tan siquiera sofisticado en extremo, la mayor delicia puede ser algo sencillo pero preparado con cariño. Ahora que se le hace la boca agua pensando en su plato favorito, intercámbielo por el día de hoy: cocínelo a su gusto, con mimo y dedicación y que lo disfrute. Buen apetito.

1 comentario:

petra dijo...

Man ist was Man isst.

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.