4.7.08

peter pan

Peter Panes
Yo siempre pensé de mí misma que más que guapa, inteligente o glamurosa, era sobre todo, graciosa...pero ahora resulta que en realidad, lo que tengo es un Síndome de Peter Pan como un castillo, y ya estoy muy mayor para empezar a tratarlo...Uff, podía haber sido peor, de todas formas. Podía haber tenido un Síndrome de Wendy...

4 comentarios:

Taradín de Tarascón dijo...

Oh, mierda, la wikipedia me acaba de aclarar que es peor de lo que pensaba.
Preferiría tener el de Fausto, que queda mejor para dar la lata comentando blogos, pero también sufro de peterpanzismo, así que la acompaño en el sentimiento.
Va a ser que para cambiar repes tenga que seguir coleccionando síndromes.
A veces me entra el de Cotard, ahí es nada, y antes de que me dé el de Diógenes me voy a recoger un poco el cuarto.
Que se ponga mejor y tenga usted buen fin de semana.

Ornelia dijo...

¿El de Cotard es en el que crees que has muerto? entonces, ¿eres un fantas-milla?
Yo no es por desdecirme, pero mayormente lo que no tenía era de que hablar hoy...
Gracias a ti, ha quedado un post de lo más instruído.

Besos.

Taradón de tarasquin dijo...

Un fantoche, sastamente.
En serio, una vez me dio el de Cotard o bien algo muy parecido. Mal rollo.

Ah, yo tampoco tenía nada que escribir por casa; por eso vine de pelmazo.

Taradón de tarasquin dijo...

Un fantoche, sastamente.
En serio, una vez me dio el de Cotard o bien algo muy parecido. Mal rollo.

Ah, yo tampoco tenía nada que escribir por casa; por eso vine de pelmazo.

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.