26.6.08

velcro

velcro
Él quería aparentar confianza. Sus maneras eran correctas. Ademanes perfectos. Gestos, sólo los necesarios. Pretendía mostrar autocontrol. Equilibrio.
Ella intuía su miedo. El instinto hacía que olfateara tras sus orejas los surcos que dejaban los elásticos de tanta careta mal disfrazada.

1 comentario:

Pejooe dijo...

Y cada noche pasa lo mismo, en varios rincones diferentes. Menos mal, que por lo menos, la música del Blues es buena. (ya, se podría mejorar)

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.