6.6.08

safari

safar
i
Una lástima que los ingenieros no hayan dado con el mecanismo para conectar cámara, ojo, cerebro. Eliges un objetivo, te acercas sigiloso, que no se percate que estás al acecho. Apuntas. Mandas vía neuronal la orden de disparo. Pestañeas. ¡Fuego! La comparación entre el acto de disparar una cámara y un arma no es casual. Siempre te quedas con parte de la vida del que aloja entre pecho y espalda la bala. Ya sea del calibre del treinta y ocho o de una película de cuatrocientas asas.

3 comentarios:

Javi del chola dijo...

Hola Ovni. Al final anoche acabé yendome a casa (por mi parte soy muy confianzudo si la ocasión lo permite) de una tía de lo más extraña. No lo puedo explicar, pero si tuviera que resumirla, esa persona era una rarísima mezcla de nihilismo, felicidad y... ¿quizá inocencia? Imposible decir. Una pena no poder transmitirlo.

Me ha encantado tu blog. Me encantan las cosas imaginativas. No hace tanto yo mismo tenía bastante de eso, pero creo que entre el paro y una creciente afición a los videojuegos, ahora mis neuronas están como bastante más planas.

No es moco de pavo. He leído hace poco que un estudio sobre la actividad cerebral ha demostrado que los videojuegos sobreactivan la actividad límbica en el género masculino. Es decir, la parte más ancestral del cerebro, la que te servía para salir disparado cuando venía un mamut cabreado, o para plantar tu semillita todas las veces que pudieras y perpetuar tus genes.

Reconozco que últimamente pienso menos y que tengo mucho menos que decir que en otras etapas, pero también disfruto mucho más las cosas. Lo único que me molesta es que entre pitos y flautas mi léxico está de capa caída (con lo importante que es la riqueza verbal!). Tu blog me ha recordado algo que podría haber hecho y ya no creo que haga (también por pereza). De todas maneras, lo que más me ha gustado de tu blog es que te has creado un estilo propio, que es una cosa muy difícil de hacer.

No sé si por ego (espero que no), por complicidad o por nostalgia, te pego un par de cosas de las que yo escribía. Aunque solía hacer cosas descriptivas, son demasiado largas, así que te pongo cosas cortas. Lo primero se llama Educación, lo segundo fue un ejercicio con la g y la j. Mañana me voy, así que ya nos vemos en veranito.

Besos.


Luchas...

...Por la coherencia propia:
La paz.
Por la comprensión ajena:
La seguridad.
Por el triunfo final:
La felicidad.

Luchas...

...En doce frentes
O más.
Tus fantasmas contra Personas,
Tus sueños contra Carne,
Tus hechos contra Ideas.
Tus sentimientos sin palabras.



Luchas...

...Del derecho y del revés.
Amor y Desamor.
Amor y Odio.
Cordura y Locura.
Ruptura y Reflexión...
Ahora lo ves?



Luchas:

Tu mente los contendientes,
Tu hijo el campo de batalla.

***

Cinco jefes jenízaros empujaron a sus mujeres fuera de sus jaimas
(cinco gigantes que gesticulaban, gritaban y rugían, mientras las mujeres daban giros
y gemían en busca del gélido aire nocturno).

Ojos como gemas enjauladas refulgieron al alzarse los alfanjes.
Gajos de pegajosa carne roja ensortijaron la tierra y gorgoteos de muerte
agrietaron el silencio entre cinco jorobas de arena.
Cinco gargantas enjauladas rajaron el aire con cinco graznidos guerreros....

Al regresar de la gruta de la noche, vio el gran sol los jirones de carne,
y giró hasta que crujió las rejas del tiempo...
Al regresar de la gruta de la noche, cinco vírgenes plantaban semillas a la sombra de sus jaimas.
Regaban, con jarras de agua del aljibe, sus cinco granos de genjibre y ajonjolí.

[supongo que es difícil de pillar, pero los cinco jenízaros acabaron convertidos en cinco granitos, por fundamentalistas y por malos]

Ornelia dijo...

pues quién diría que no tienes nada que decir...

Gracias niño. Nos vemos pronto.

Ornelia dijo...

Parece que por fin los ingenieros han dado con ello!!!

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/ojo/humano/hecho/camara/elpepusoc/20080807elpepusoc_3/Tes

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.