8.6.08

nightmare

night-mare
Una mañana al despertar, se dio cuenta de la metamorfosis que había sufrido. No se apedillaba Samsa, ni se hallaba sumido en la condición de insecto. Era humano, pero otra cosa. Otra. Él era ella. Su cuerpo se había redondeado, tenía pechos, sexo de mujer... no quería creerlo. Desnudo, quiero decir desnuda, bajo las sábanas, decidió que se trataba de un mal sueño, de algo que le había sentado mal. Se dio la vuelta dispuesto a seguir durmiendo. La alarma del reloj decidió por él. Tenía que darse prisa para llegar a su hora al trabajo.
Ante el espejo, siguió con la inspección de su nueva fisionomía: estaba bastante bien formada. Tengo suerte, se dijo, pude haber salido más fea. Ahora tocaba decidir qué ponerse...Si la cara no me hubiera cambiado tanto, con sólo cortarme el pelo y sujetarme los pechos para que no sobresalgan...con no dejar que me tiemblen las manos de esta manera...Pero qué estoy diciendo. Esta ya no es mi cara: mi piel es tan fina, las pestañas largas, la boca. No sé qué hacer. Tendré que buscar ayuda, ir al médico. La ciencia ha de tener respuesta para lo que me está pasando. Sin duda esto es pasajero. Pero, mientras, ¿cómo se lo explico a mi jefe?

4 comentarios:

Ornelia dijo...

Bromas del lenguaje: en inglés, pesadilla: nightmare, se compone de noche y de llegua (mare). LLegua nocturna.

pelucheaspero dijo...

yegua con y, sugar.

Juan Martínez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ornelia dijo...

upps, q mal las faltas. las otrograficas también...

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.