26.11.07

lonely planet

lonely planet Los GPS se quejan también cuando te muestras indeciso, y cambias de rumbo bruscamente. Sólo que, te lo dicen educadamente, con sumisión, a saber, muchos son japoneses. Susurran bajito, sin molestar: Recalculando la ruta.

2 comentarios:

Demoradita dijo...

Antaño la obediente brújula señalaba el norte magnético, y los marineros oteaban cielo y horizonte con sus silenciosos sextantes. Es escalofriante pensar que hoy en día un ejército de satélites trabajan a nuestro servicio, enviando sus señales al "Global Positioning System"... como para que no se quejen.

lulaby dijo...

Desde luego nada tan mágico como orientarse por la posición de las estrellas. Claro, que a lo mejor te acabas enganchando al horóscopo...De todas maneras por tanto GPS, hay tanto deorientado, incluso perdido o perdida...porque aún no han sido llamadas.

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.