6.11.06

sábado

SÁBADO Mis tacones de aguja y yo salimos del costurero buscando guerra. Ellos llegan antes que yo siempre; me ganan en maratón a ritmo de marcha, por un palmo. Eso cuando no adelantan en doble salto de altura mortal, a mis dientes contra el asfalto. Al final llegamos a concenso por equilibrio, éste último es fundamental para contagiar el ritmo apropiado a cada parte de mi cuerpo que se mueve y sostiene sobre esas dos agujas finas... ¿La mejor face de la 40 size?

No hay comentarios:

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.