7.9.06

el mundo por montera

el mundo por montera Siempre que paso por la Calle Montera, en Madrid, me da ataque de puritanismo y controlo más que nunca el bamboleo de mis caderas. Es un gesto inconsciente que nada tiene que ver con una idea peyorativa hacia el gremio más antiguo del mundo. Cuando recapacito me doy cuenta de que al estar abierto el mercado de la carne de forma evidente, nada nos diferencia de "ellas". Todas somos mujeres, y los hombres que babean así con una prostituta, son de los que opinan que "todas las tías son putas", así que de nada sirve el recato. Una cosa curiosa que no deja de llamarme la atención es que la calle está llena de tiendas de novia. La Calle en la que las putas sueñan que las traten como a novias, y las novias acaso sueñan con follar como putas.

4 comentarios:

pelucheaspero dijo...

Querida dar, para el bamboleo de tus caderas es detener el devenir orbital de los planetas, un imposible.

La última frase es antológica

pelucheaspero dijo...

en el post anterior me he comido una r, es parar no para. No sólo no las pronuncio, sino que me las como

kika dijo...

hola! he estado visitando google para que me diera información acerca de las fantasías sexuales de las mujeres pero es muy difícil llegar a un consenso en el tema...para algunas he leído que es hacerlo con una amiga y su pareja actual y para muchas es hacerlo de forma agresiva y con lenguaje obsceno...ahí entraría lo que dices de ser tratadas como putas...en fin..difícil llegar a conclusiones y un buen tema para investigar...besitos

ornelia dijo...

¿Me quieres proponer algo, querida?

Licencia Creative Commons
Gracias Pero No Gracias por Ornelia Cabrera se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.